Discografía

PROYECTO MUSICAL

La música de Zenet resulta inclasificable. En su proyecto se aborda con total naturalidad una revisión de géneros antiguos actualizada y pasada por su filtro personal y donde se mezclan la copla, el son, el bolero, el chotis, el tango, la chanson. Y todo descansa sobre el lenguaje común con el que trabajan: El jazz.

Y por extraño que parezca, esto funciona, ya que ha logrado ocupar un lugar dentro de la música, que estaba vacío, porque Zenet no es de estilos puros, de ortodoxia a carta cabal; sino que la mezcla, la alquimia, el cocinar ingredientes dispares funciona en su obra musical como un reloj de bolsillo, viejo pero preciso.

En el universo Zenet hay dos personas claves y cada una aporta un ingrediente único y particular al proyecto: La guitarra de José Taboada y sus magníficas composiciones musicales y los grandes versos del poeta Javier Laguna.

Es una suma de cosas. Parece como que lo que le falta a uno lo tiene otro y entre los tres componen una sola persona.

El letrista Javier Laguna sabe poner sobre papel esas historias de amor sudoroso que tan bien le van a Zenet, es un poeta con desgarro, aunque también es cierto que no todo es dramático en sus canciones. Muchas de ellas tienen final feliz, mucha ironía, mucho sentido del humor y frases que cuando la gente escucha no puede evitar una sonrisa.

José Taboada comparte con Zenet el gusto por esa guitarra americana de los años 50 que mezcla el jazz con los ambientes latinos, su formación de guitarra española clásica con influencias brasileñas aporta un mundo armónico a las melodias de Zenet creando asi un binomio musical de incalculable valor.

A todo esto se añade una de las mejores bandas de jazz del panorama español, que reune a los mejores músicos de Madrid; Manuel Machado, Ove Larsson y Pepe Rivero, entre otros, se suman al proyecto aportando su visión personal con sus arreglos.

Los discos de Zenet han sabido caer en manos de quien regala álbumes a sus amigos para que entre las más privadas conversaciones, se multiplique la satisfacción que gran parte del público de nuestro país necesita llenar.

El "boca a boca" es su forma de promoción y con ella ya ha capturado a miles de seguidores que prometen serle fiel y a los que ha ofrecido ya más de 180 conciertos en España y fuera de sus fronteras y 4 discos más un recopilatorio.

Los mares de China
Más info
Todas las calles
Más info
La menor explicación
Más info
Soñar contigo
Más info

Toda una vida
Más info

Si sucede, conviene
Más info

ZENET en vivo

El directo de Zenet y su banda es potente, rico, teatral, emocionante. Zenet es un showman, actor, bailarín, mimo, carne de escenario que disfruta haciendo piruetas con su sombrero, que baila los solos, que vacila con el público, que pide pista en escenarios grandes, aunque también disfruta en el tête a tète de los shows acústicos y espacios pequeños. Arrebatador y verdadero, Zenet sobre un escenario puede guardar las formas de un Sinatra sureño y un minuto después mandar el micrófono a paseo y cantar a capella para asombro de las primeras filas.

La banda que acompaña a Zenet es de una altísima calidad musical, disfrutan tocando y eso se nota. Los músicos contagian su disfrute al espectador y consiguen que la experiencia de asistir a uno de sus conciertos sea inolvidable y enriquecedora. Enriquecedora porque los paseos musicales, que se llevan a cabo en todos los conciertos, escarban y juegan en diversos estilos -del fado, al tango, al jazz, el swing, la música cubana o la copla-, siempre llevándolos a su terreno; porque Zenet ya tiene su estilo propio.

La magnífica ejecución de los temas tanto por parte de Zenet como de su banda, hace que su música sea un auténtico masaje para los oídos.

Los conciertos son muy divertidos. Un tema de tres minutos se puede alargar a ocho porque el espíritu del jazz se mete en las medulas de los artistas y de sus instrumentos, interpretando cada vez los temas de diferente manera. Abren los solos dando mucha importancia a la banda.

Los directos de Zenet te permiten viajar por infinidad de lugares y épocas, sus sonidos son profundamente evocadores. Las magníficas letras de sus canciones, en cambio nos proponen un viaje por los sentimientos y por todos los estados emocionales que el amor es capaz de provocar. "La música se puede recetar" afirma Zenet y cierto es que presenta cada tema en sus conciertos, como pequeñas recetas que expide con una sana intención.