Discografía
Zenet Oficial. La menor explicación

Comprar:

La menor explicación


En palabras de Zenet: «Quizas nuestro disco más maduro musicalmente hablando» La menor explicación es un divertido viaje natural a los sentidos en un asiento de primera, una cita para melómanos y románticos empedernidos, de los que se subyugan tanto con el desamor como con los finales de sábanas revueltas: «El amor es un pretexto para explicar la condición humana», cuenta Zenet sobre las letras de Javier Laguna. «Porque al hablar del amor también se habla de la desidia, del aburrimiento, de la esperanza, la ensoñación y lo futurible». En esta aventura musical topamos con una crónica sentimental de diez canciones, transformada en una comedia romántica con final feliz, en las que el artista bucea entre las cuerdas de Django Reinhardt, las teclas de Bola de Nieve y la respiración de Chet Baker, entre otros, sin dejar de ser él mismo. Su secreto: buscar, escarbar, explorar, jugar en diversos estilos y géneros dispares –del fado, al tango, el jazz, el swing, la copla, el tango o la bossa nova, pasando por la chanson francesa, el bolero o la música arrabalera de Nueva Orleans – para absorberlos, llevarlos a su terreno personal y crear el sonido «zenetiano». Todo ello liderado por su fascinante voz de crooner clásico de aires cinematográficos y una interpretación escénica única.

Encontramos una fuerte conexión gitano-francesa y Nueva Orleans en «¿Cómo será?», con la que se abre el disco, y «Sé que estás pensando en mí», con un fantástico violín, que parece un duelo Stéphane Grappelli y Django Reinhardt. También sonidos de Big Band, en «Me gustas» y recuerdos a Bola de Nieve en «Buenos consejos», donde una voz desgarrada y un piano que se buscan desesperadamente para gritar «Dejadme en paz, no me deis buenos consejos».

También una gran balada como «Contigo», que nace con tiempo de bolero y, tras pasar por garganta de Zenet se convierte en una oda al sonido de Chet Baker. Hay otra curiosidad. Cierra el disco «Lo que dura un parpadeo», donde los coros brasileños se mezclan con el sonido Philadelphia.

Zenet es visceral, sincero, perfeccionista. Como La Menor Explicación: «Hay una doble narrativa», explica el protagonista. «La musical y otra, entre líneas. Hay que cerrar los ojos y encontrar el sentido, un viaje anterior. Dejarse llevar por lo que se te va contando y cómo se va contando».

La Menor explicación se vuelve a grabar en los Estudios Infinity de Madrid bajo la supervisión músical de los Hermanos Baselga. Cuenta como siempre con el gran guitarrista y compositor José Taboada y las emocionantes letras del poeta Javier Laguna. La aportación musical va desde los contrabajos de Yelsi Heredia, Reinier Elizalde (Negrón) y Lucho Aguilar, al violín de Raúl Márquez. Del bajo eléctrico de Alain Pérez, al piano de Pepe Rivero y Juan Cruz, a la armónica de Antonio Serrano y sus eternos Taboada, Machado y Larsson.

¿Cómo será?


Letra: javier laguna | música: josé taboada, zenet | voz: zenet | baxtaló drom son: guitarra: diego aráoz zapata | guitarra: jesús parra | contrabajo: gerardo ramos | guitarra española: josé taboada | percusión: javier viana

¿Cómo será si algún día
volvemos a encontrarnos?
¿Que vestido traerás puesto?
¿Qué de ti habrá cambiado?
¿Seguirás aun en los huesos?
¿Quien te habrá ganao la mano?
¿Cómo será si algún día
volvemos a encontrarnos?
Quizás crucemos los dedos,
quizás sigamos de largo
y hagamos que no nos vemos…
¿Cómo será si algún dia
vuelvo a pasar por tu calle?
¿Abrirán las mismas tiendas?
¿Cerrarán los mismos bares?
¿Seguirá estando a la vuelta
de la esquina el mismo parque?
¿Cómo será si algún dia
vuelvo a pasar por tu calle?
¿Serán las mismas aceras?
¿Cómo será cuando pase
por delante de tu puerta?
¿Como será si algún día
volvemos a encontrarnos?
¿Nos sobrarán las palabras?
¿Nos quedaremos en blanco?
¿Permitirás que me vaya
por la noche a celebrarlo?
¿Cómo será si algún día
volvemos a intentarlo?
Quizás crucemos los dedos,
quizás sigamos de largo
y hagamos que no nos vemos…
Como será si algún día
volvemos a encontrarnos?
¿Nos sobrarán las palabras?
¿Nos quedaremos en blanco?
¿Permitirás que me vaya
por la noche a celebrarlo?
¿Cómo será si algún día
volvemos a intentarlo?

Tranquila


Letra: javier laguna | música: josé taboada, zenet | voz: zenet
contrabajo: yelsi heredia | piano y acordeón: juan cruz peñaloza | guitarra: josé taboada | batería y percusiones: moisés porro

Tranquila,
que sabía lo que había,
que no me hice ilusiones.

Descuida,
no diré esta boca es mía,
callaré que me conoces.

Tranquila,
que ni dios se lo imagina…
Nadie me dijo tu nombre,
nadie nos vio de la mano,
nadie sabrá que una noche
me presentaste a tu gato.

Lo que hubo entre nosotros
quedará entre tú y yo.
Tranquila que no me debes
la menor explicación.

Tranquila
que miré por la mirilla,
que cerré suave la puerta.

Descuida,
que borre todas las pistas,
que estoy fuera de sospecha,
Tranquila,
que corrimos las cortinas.

Nadie me dijo tu nombre,
nadie nos vio de la mano,
nadie sabrá que una noche
me presentaste a tu gato.
Lo que hubo entre nosotros
quedará entre tú y yo.

Tranquila que no me debes
la menor explicación.

Contigo


Letra: javier laguna | música: josé taboada, zenet | voz: zenet | piano: juan cruz peñaloza | batería: miguel castro (jimmi castro) | contrabajo: reinier elizarde (negrón) | fiscorno: manuel machado | arreglo de cuerda: pablo baselga, mario juárez (pájaro) | cello: cary rosa varona | viola: jorge jambrina reyes | violín: pablo gastaminza

Contigo, sólo contigo,
todo es lo que parece,
nada vuelve a ser lo mismo,
siempre significa siempre.

Contigo he aprendido
a no contar con los dedos,
a pensar en infinito,
a entender el universo.

Contigo he aprendido
cómo se cogen las flores,
cómo se besa distinto,
cómo se escribe mi nombre.

Tú,
me has bajado del tejado,
me has enseñado a volar
con las palmas de las manos.

Tú…
tú sabes donde me escondo,
tú me sacas la verdad
sin mirarme a los ojos.

Contigo sé lo que digo.

Contigo ni me lo pienso.

Contigo, sólo contigo,
contigo me pasa eso.

Contigo soy como soy
y valgo por lo que siento.
Contigo por fin me voy
a enterar de lo que es bueno.

Tú,
me has bajado del tejado,
me has enseñado a volar
con las palmas de las manos.

Tú…
tú sabes donde me escondo,
tú me sacas la verdad
sin mirarme a los ojos.  

Quién sabe


Letra: javier laguna | música: josé taboada, zenet | voz: zenet | piano: pepe rivero | contrabajo: yelsi heredia | batería: miguel castro (jimmi castro)

Quién sabe si a lo mejor,
resulta ser que los dos
de algo nos conocemos:
Si eres tu la del tercero,
la chica de la parada,
la rubia que me dio fuego.

Quién sabe, pero tal vez
ya vi en alguna pared
escritas tus iniciales…

Ya coincidimos en marte,
ya nos hemos reflejado
en el mismo escaparate.

No sé quién eres,
que pinta tienes,
como es tu risa.

No sé quién eres…
si hay en tu piel
un lunar que te distinga.

Quién sabe si a lo mejor
de otra vida anterior
te vengo siguiendo el rastro.

Quién sabe por donde y cuando,
cuanto ha sido lo mas cerca
que tú y yo hemos estado.

No sé quién eres,
que pinta tienes,
como es tu risa,
No sé quién eres…
si hay en tu piel
un lunar que te distinga.

Sé que estás pensando en mí


Letra: javier laguna | música: josé taboada, zenet | voz: zenet | ole swing son: guitarra: paco rivas | guitarra: fernando bellver | contrabajo: gerardo ramos | violín: raul márquez | guitarra española: josé taboada

Aunque sé que no hay manera,
que esta vez ya no me queda
nada nuevo que añadir.

Que con fuego no se juega…
Te confieso que me cuesta
imaginarme sin ti.

Aunque sé que ni soñando,
que eres tú quien va de mano
y mis cartas pintan mal.

Aunque sé que es imposible,
que los astros no coinciden.

Aunque que sé que nunca más…
Cuando pronuncian tu nombre,
cuando una copa se rompe,
sé que estás pensando en mí.

Cuando me sale un suspiro,
en ese instante preciso,
sé que estás pensando en mí.

Aunque sé que ni de coña,
que ya es muy tarde y ahora
no son horas de llamar,
que ya ni a pares o nones…
Aunque sé que ni con flores.

Aunque sé que nunca más…
Cuando pronuncian tu nombre,
cuando una copa se rompe,
sé que estás pensando en mí.

Cuando me sale un suspiro,
en ese instante preciso,
sé que estás pensando en mí.

Échame el humo a la cara


Letra: javier laguna | música: josé taboada, zenet | voz: zenet | piano: juan cruz peñaloza | batería: moises porro | contrabajo: yelsi heredia | armónica: antonio serrano

Provócame,
échame el humo a la cara…
Provócame,
Provócame tú que sabes
cómo aguantar la mirada,
cómo ponerlo difícil.

Provócame tú que sabes
cómo proponer un brindis.

Provócame,
dime que perfume gastas,
por donde queda tu casa…
Mándame un beso al marcharte.

Provócame tú que sabes
cómo llevarme de calle,
cómo evitar que te evite.

Provócame tú que sabes
cómo jugar al despiste.

Provócame,
Tú que sabes cómo hacerlo.

Provócame tú que sabes
cómo despertar los sueños,
cómo hacerte la dormida.

Provócame tú que sabes
cómo dar los buenos días.

Provócame,
te dejo que me hagas trampas,
tres minutos de ventaja,
que me ganes la partida.

Provócame tú que sabes,
como ir dándome largas,
mentir a las margaritas.
Provócame tú que sabes
cómo romper una cita.

Provócame
Provócame tú que sabes
cómo llevarme de calle,
cómo evitar que te evite.

Provócame tú que sabes
cómo jugar al despiste.

Por debajo de Madrid


Letra: javier laguna | música: josé taboada, zenet
voz: zenet | piano: pepe rivero | trombón: ove larson | contrabajo: yelsi heredia | percusión y juguetes: javier viana | guitarra: josé Taboada

Por debajo de Madrid, más o menos por el sur,
justo donde empieza el mar.

Por debajo de Madrid,
donde dan gratis la luz,
en donde aprendí a nadar.

Aquí,
a una hora sólo de vuelo,
a unos diez días de abril…

A un palmo del extranjero,
ni tan cerca ni tan lejos,
ni contigo ni sin ti.

Por debajo de Madrid
los grises tiran a azul,
las ventanas dan al sol.

Por debajo de Madrid,
ya por otra latitud,
ya ni frío ni calor.

Aquí,
por delante de mi sombra,
a una manzana de ti…
Donde los polos se tocan,
por la línea de la costa,
por debajo de Madrid.

Más o menos por el sur,
justo donde empieza el mar.

a unos diez días de abril…
Por la línea de la costa,
por debajo de Madrid.

Aquí,
a una hora solo de vuelo,
a unos diez días de abril…

A un palmo del extranjero,
Ni tan cerca ni tan lejos,
Ni contigo ni sin ti…

A un palmo del extranjero,
ni tan cerca ni tan lejos:
Por debajo de Madrid.

Me gustas


Letra: javier laguna | música: josé taboada, zenet | voz: zenet | piano: juan cruz peñaloza | miguel castro (jimmi castro) | guitarra: josé taboada | contrabajo: lucho aguilar | arreglo de metales y trompeta: manuel machado | trombón: ove larson

Eres,
lo que menos me conviene,
lo que tanto me apetece,
lo que más me da la gana.

Eres,
lo que siempre me repito,
aquello por lo que brindo…

La más lista la más guapa.

Eres,
lo que no dicen las cartas,
lo que puedo echar en falta,
lo que no quiero perderme.

Eres,
más de lo que se adivina,
una mecha encendida,
un peligro inminente.

Me gustas porque me asustas,
porque no tienes remedio.

Me gustas porque eres bruja,
porque interpretas los sueños.
Me gustas porque me tientas,
por llevarme a tu terreno.

Me gustas porque te peinas
con la raya en el medio.

Eres,
lo que no dicen las cartas,
lo que puedo echar en falta,
lo que no quiero perderme.

Eres,
más de lo que se adivina,
una mecha encendida,
un peligro inminente.

Me gustas porque me matas.
Me gustas porque disparas
siempre con balas de plata.
Me gustas porque me matas.
Me gustas porque disparas…
Me gusta como te llamas.

Buenos consejos


Letra: javier laguna | música: josé taboada, zenet | voz: zenet | piano: pepe rivero

No me deis buenos consejos,
porque hay amores eternos,
amores que no se curan,
que no se borran a besos.

No me deis buenos consejos,
porque hay amores muy ciegos,
porque hay amores que nunca
dejan de ser el primero.

Yo sé bien que aún existen
los milagros, y que hay sueños
que terminan por cumplirse.

No me deis buenos consejos,
no pretendáis que la olvide,)
que deje pasar el tiempo.

No me deis buenos consejos,
porque hay amores tan ciertos
que parecen de mentira.

Que hay amores sin remedio.

No me deis buenos consejos,
porque hay amores que lejos
de morirse resucitan,
y se avivan como el fuego.
Yo sé bien que aún existen
los milagros, y que hay sueños
que terminan por cumplirse.

No me deis buenos consejos,
no pretendáis que la olvide,
que deje pasar el tiempo.

Lo que dura un parpadeo


Letra: javier laguna | música: josé taboada, zenet | voz: zenet | piano: juan cruz peñaloza | bajo: alaín perez | batería y percusiones: moisés porro | guitarra: josé taboada | trombón: ove larson | coros: helena lledó gonzález | coros: rebeca lledó gonzález

Sólo fue sólo un momento,
el giro de una moneda,
lo que dura un parpadeo…

Sólo fue sólo un momento,
un tictac en la cabeza,
el chasquido de unos dedos.

Como una estrella fugaz
te apagaste
antes de alcanzar el suelo.

Como una estrella fugaz
te apagaste
sin darme tiempo siquiera
a pensar en un deseo.

Por un momento
me vi en tus ojos,
me di por muerto,
sentí en mi boca
rozar tu aliento.

Por un momento
estuve cerca
de darte un beso
No fue ni medio respiro,
una sensación de esas
de esto yo ya lo he vivido.

Así fue, visto y no visto,
dos o tres segundos fuera,
la secuencia de un latido.

Por un momento
me vi en tus ojos,
me di por muerto,
sentí en mi boca
rozar tu aliento.

Por un momento
estuve cerca
de darte un beso.

Por un momento
me vi en tus ojos,
sentí en mi boca
rozar tu aliento.

Por un momento
estuve cerca
de darte un beso…

Copyright © 2020 | Desarrollo web | Política de privacidad